La SOCIEDAD ESPAÑOLA DE ACTUACIONES MECÁNICAS, S.L., en cuanto a material ordinario, desarrolla un primer nivel de actuación consistente en el oportuno mantenimiento de los diferentes vehículos bajo su responsabilidad. Ese mantenimiento, inicialmente de carácter preventivo, incluye las intervenciones que le son propias, para lo que tiene lugar el desplazamiento al lugar en que dichos vehículos se encuentran prestando servicio.

En el segundo nivel de actuación, el del mantenimiento correctivo, nuestra actuación se caracteriza por la inmediatez y la solvencia, identificando con rapidez las anomalías surgidas, determinado su alcance y arbitrando, acto seguido, las intervenciones necesarias para su superación. Todo a fin de que el vehículo de que se trate quede inmediatamente en condiciones de volver al servicio.

Dependiendo de si la avería del vehículo es de tipo eléctrico, hidráulico o puramente mecánico, se ponen en marcha nuestros diversos especialistas, formándose un equipo, si hace falta multidisciplinar, que se traslada al lugar de trabajo durante el tiempo que resulta necesario Dependiendo de la importancia de la actuación, y más allá de las furgonetas de servicio, puede desplazarse al lugar el vagón-taller, equipado con los medios necesarios para la ocasión.

Constituye nuestra premisa evitar al cliente la necesidad de retirar a talleres el vehículo averiado, por los graves inconvenientes que conlleva, tanto a nivel económico como temporal. Dirigiéndose nuestros desvelos, por tanto, a solventar los problemas in situ. , la cuestión no va en ocasiones más allá de la rotura o avería de elementos fácilmente sustituibles. Bien en base al parque de repuestos originales de que disponemos, bien mediante la adquisición en el mercado de equipos disponibles.

Si las averías son de envergadura, la opción de no retirar el vehículo obliga a poner en juego grandes medios humanos y materiales. En ocasiones, se requieren medios auxiliares de elevación para el desmontaje de los elementos a sustituir o a reparar, dado su gran peso o volumen. Tal puede ser el caso de averías en el motor, donde a un laborioso desmontaje sigue la extracción de las piezas deterioradas para su sustitución o rectificación en talleres de nuestra total confianza.

Una vez recompuestas o sustituidas las piezas retiradas del motor del vehículo, o de otros equipos, éstas son repuestas en su ubicación por nuestros mecánicos, tras los que se procede a las verificaciones y pruebas necesarias en estos casos. El proceso de ajuste tras una reparación de esta índole, en principio prolongado, es ejecutado por nuestra parte con la mayor celeridad y solvencia, tras lo que el vehículo queda nuevamente en condiciones de prestar servicio.

Igualmente complejas son las incidencias que afectan a ejes, mecanismos de distribución, etc. En estas ocasiones el esfuerzo para evitar el traslado del vehículo a talleres es aún más importante, si bien, por poco que sea posible, nuestra opción es siempre la de resolver el problema sobre el terreno. Por más que haya que recurrir al empleo de importantes medios auxiliares (grúas, gatos elevadores, etc.). El primer paso es siempre, una vez más, el desmontaje de los elementos correspondientes.

Como en el caso de los componentes de motor o de otros equipos, una vez fabricados o rectificados los elementos objeto de intervención, éstos son enviados de vuelta al lugar de la avería para ser restituidos al vehículo. Entre así nuevamente en juego toda nuestra capacidad profesional a fin de solventar ésta definitivamente la avería y dejar útil el vehículo tras los ajustes y las pruebas correspondientes.

Para el caso de que, a pesar de tan comprometidos esfuerzos, resulte imposible resolver la avería sobre el terreno, tiene lugar la definitiva retirada del vehículo a talleres, donde nuestros técnicos hacen el seguimiento y garantizan igualmente las actuaciones realizadas. En el marco del servicio integral ofrecido a nuestros clientes, corre de nuestra cuenta la organización del conjunto de la operación logística destinada a conducir el vehículo a las dependencias en que deba ser objeto de actuación.

En este aspecto, nuestra oferta incluye tanto el traslado a talleres como su regreso. Así, cargas, transportes y descargas quedan dentro de los servicios ofrecidos por la La SOCIEDAD ESPAÑOLA DE ACTUACIONES MECÁNICAS, S.L., no teniendo el cliente más que señalar si el vehículo, una vez reparado, debe regresar al lugar de origen o a otro que mejor le convenga. Orientado todo ello, dentro de dicho servicio integral, a tener en todo momento la garantía de disponer cuanto antes de su vehículo reparado.